LA GRANJA DE SAN ILDEFONSO

Excursión de un día de duración para toda la familia

Punto de encuentro: Jardines del palacio de La Granja de San Ildefonso. Explanada de acceso a los jardines

Duración: De 10:30h a 18:30h

Nota sobre la comida (14:00h-15:30h):

Se harán dos grupos. Uno de ellos puede ir a comer al pueblo, por si quieren degustar alguno de los platos típicos (recomendamos los judiones, por supuesto).

El otro grupo (de bocadillo y tupperware) permanecerá en los aledaños del Lago. Allí existe un fantástico merendero de la época restaurado por Patrimonio Nacional

Lista de especies del recorrido

RECORRIDO BOTÁNICO

El recorrido consiste en un paseo por la Zona de las Fuentes para luego caminar hacia el Lago a través del fabuloso bosque de pino silvestre. Nos iremos deteniendo entorno a los árboles más bellos y exóticos, ejemplares únicos de los que sólo se puede disfrutar en estos jardines, dada su rareza y las peculiares condiciones climáticas del sitio.

SENDERISMO

Una parte de la visita transcurre entre el bosque mixto de pino silvestre y melojo que forma parte de los antiguos dominios de Palacio, lugar de caza habitual de Felipe V.

Partes del recorrido botánico:

Vivero
La Faisanera
Alameda del Medio Punto(Pza.de España)
Plantel
Bosquete de la Melancoía
Jardín de la Real Botica
Bosquete de la Fama
Parterre de la Fama
Bosquete de la Selva
El Nocturnal
El Potosí
Caja de Flores
El Colmenar
La Huerta
Cenador de Alfonso XII
Parterre de Palacio
Bosquete de los Vientos
Bosquetes de la Canal
Parterre de Andrómeda
Los Bolandrines
Bosquete del Cañón
Bosquete del Gordero
El Laberinto
Bosquete del Ochavo
Bosquete de los Perros
Bosquete de la Reina
El Gurugú
Último Pino
Partida de la Reina

ESPECIES QUE VAMOS A VER
Abedul blanco Betula alba
Abedul común Betula pubescens
Abeto de Douglas, Pino de Oregón Pseudotsuga menziesii
Abeto de Grecia Abies cephalonica
Abeto del Cáucaso Abies Nordmanniana
Abeto gigante Abies grandis
Abeto rojo, abeto de Navidad, pícea Picea abies
Agracejo, Arlo Berberis vulgaris
Albaricoque Prunus armeniaca
Alerce Larix decidua
Almez americano Celtis occidentalis
Araucaria Araucaria araucana
Árbol de Katsura Cercidiphyllum japonicum
Árbol de las pelucas Cotinus coggygria
Árbol del Hierro Parrotia persica
Arce real (A.platanoides) Acer platanoides
Arraclán Frangula alnus
Avellano Corylus avellana
Azahar mexicano Choisya ternata
Bardaguera blanca Salix salvifolia
Bignonia Campsis radicans
Bignonia trepadora Campsis grandiflora
Black spruce Picea mariana
Boj de baleares Buxus balearica
Bola de nieve Symphoricarpos albus
Bonerero Euonymus europaeus
Bonetero alado Euonymus alatus
Bonetero del japón Euonymus japonicus
Calicanto de Carolina Calycanthus floridus
Calocedro Calocedrus decurrens
Camelia Camellia japonica
Carballo Quercus robur
Cariopteris Caryopteris
Carpe Carpinus betulus
Castaño Castanea sativa
Castaño de indias Aesculus hippocastanum
Catalpa Catalpa bignonioides
Ceanotus Ceanothus sp.
Cedro del Atlas Cedrus atlantica
Cedro del Himalaya Cedrus deodara
Cedro del líbano Cedrus libani
Cerezo de racimos, Cerezo aliso Prunus padus
Cerezo de Sta. Lucía Prunus mahaleb
Cerezo silvestre Prunus avium
Chopo híbrido Populus x canadensis
Chopo Temblón Populus tremula
Cica del Japón Cycas revoluta
Ciprés de Nootka Chamaecyparis nootkatensis
Ciprés de Portugal Cupressus lusitanica
Ciruelillo, Notro Embothrium coccineum
Ciruelo Prunus domestica
Cornejo Cornus sanguinea
Criptomeria, cedro japonés Cryptomeria japonica
Deutzia gracilis Deutzia gracilis
Elaeagnus pungens Elaeagnus pungens
Enebro Juniperus communis
Enebro de Virgina Juniperus virginiana
Enebro Sirio Juniperus drupacea
Erica herbácea Erica herbacea
Espino de fuego Pyracantha coccinea
Fotinia Photinia serratifolia
Fresno de montaña Fraxinus excelsior
Ginkgo biloba Ginkgo biloba
Grosellero rojo Ribes rubrum
Haya Fagus sylvatica
Hoja de San Pedro Daphne mezereum
Jara, Estepa Cistus laurifolius
kaki de virginia Diospyros virginiana
Laura Schinus patagonicus
Laurel Laurus nobilis
Liquidambar Liquidambar styraciflua
Lluvia de oro Laburnum anagyroides
Loro, Laurel de Portugal Prunus lusitanica
Madreselva Lonicera peryclimenum
Madreselva del japón Lonicera japonica
Madreselva mosca, Madreselva roja de los Pirineos Lonicera xylosteum
Madreselva nitida Lonicera nitida
Magnolio Chino Magnolia x soulangiana
Mahonia Mahonia aquifolium
Maitén naranjita Maytenus boaria
Manzano Malus sylvestris
Manzano Malus domestica
Membrillero japonés Chaenomeles japonica
Membrillo Cydonia oblonga
Membrillo de flor Chaenomeles speciosa
Morera Morus alba
Morrionera Viburnum lantana
Mostajo híbrido Sorbus latifolia
Mostajo, Mochera Sorbus aria
Mostajo, Peral de monte Sorbus torminalis
Mundillo, Bola de Nieve Viburnum opulus
nogal europeo Juglans regia
Olmo de montaña Ulmus glabra
Palmito elevado Trachycarpus fortunei
Pecán, pecana, nogal americano Carya illinoensis
Peral silvestre Pyrus communis
Pino blanco (P.strobus) Pinus strobus
Pino canario Pinus canariensis
Pinsapo Abies pinsapo
Piorno de Guadarrama Adenocarpus hispanicus
Piorno, Codeso, Rascavieja Adenocarpus complicatus
Platicladus Platycladus orientalis
Quercus rubra (Verificar) Quercus rubra
Retama negra Cytisus scoparius
Rododendro Rododendron ponticum
Secuoya gigante Sequoiadendron giganteum
Spiraea Spiraea sp.
Tilo común Tilia x vulgaris
Tilo de hoja ancha Tilia platyphyllos
Tilo de hoja pequeña Tilia cordata
Tilo plateado Tilia tomentosa
Torvisco macho Daphne laureola
Tulipero de Virginia, Liriodendro Liriodendron tulipifera
Tupelo Nyssa sylvatica
Tuya del canadá Tsuga canadensis
Tuya gigante Thuja plicata
Vid Vitis vinifera

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA A LOS JARDINES DE LA GRANJA

 

Los jardines de la Granja se encuentran sin duda entre los más bellos de España y no sólo por su trazado y las conocidas fuentes que lo adornan, sino también por el propio lugar en que están situados, que les proporciona un marco majestuoso e incomparable.

 

Estos jardines se deben al palacio que se hizo construir Felipe V, duque de Anjou, nieto de Luis XIV y primer Borbón español, con ánimo de que le sirviera como lugar de retiro y recreo pues depresivo y neurótico, ya en enero de 1724 con 41 años -sólo cuatro años antes habían comenzado las obras con ritmo frenético y a finales de 1723 se habían finalizado- anuncó su abdicación en Luis, hijo primogénito de su primer matrimonio con María Luisa de Saboya, y se retiró a La Granja. Inesperadamente muerto Luis I a los pocos meses, Felipe V se vió obligado a reasumir el trono en el que permanecería hasta su muerte en 1746. Así, el palacio y los jardines que se habían convenido con un carácter intimista dado su destino, hubieron de ser modificados y ampliados para la función de representación que deberían asumir como sede de un monarca, Rey de España y de las Indias, que protagonizaba uno de los papeles más importantes en la política europea.

 

El lugar elegido, al pie de la Sierra de Guadarrama en Segovia, con sus nevadas cumbres durante gran parte del año, proporcionaba agua en abundante cantidad a lo que se añadían diferencias de cotas muy considerables, de hasta 60 metros que se aprovecharon con notable acierto para alimentar el conjunto de las veintiséis bellísimas y singulares fuentes que, junto a la gran cascada y la ría, caracterizan los jardines. La fuerte pendiente del terreno permitió a René Carlier, arquitecto francés llamado por el rey, organizarlos en grandes terrazas escalonadas consiguiendo crear efectos de gran profundidad. Se creó, en la parte más elevada del terreno, un gran depósito o lago llamado el Mar que , al mismo tiempo que desempeñaba sus funciones hidráulicas, sirvió como espacio lúdico para pasear a bordo de embarcaciones traídas desde Aranjuez.

 

Las piezas ornamentales del jardín, incluidas las fuentes, fueron producto del trabajo de numerosos artistas franceses que organizaron sus talleres en el próximo Valsaín.

se utilizaron dibujos de Le Brun, ejecutados con destino a Versalles y no aprovechados allí. El resultado fue un repertorio de cincuenta y cuatro estatuas y veintiséis fuentes con un conjunto de 148 esculturas, que merced a su ingeniosidad hidráulica y a la belleza de los surtidores y chorros que lanzan, alcanzan efectos magníficos y espectaculares como la Fuente de la Fama donde ésta, cabalgando sobre Pegaso, proyecta por su trompeta un chorro que alcanza 50 metros de altura visible desde la ciudad de Segovia.

 

Responsabilizado Marchand de los jardines y de las plantaciones Boutelou y Joli, ayudados por algunos italianos, importaron de Francia y Holanda numerosos árboles y se trajeron de otras provincias españolas boj y arbustos, conservando y rehabilitando los árboles y la flora autóctona.

 

A la derecha del Palacio y frente al patio de la Herradura se encuentra el Parterre de la Fama, formado por dos rectángulos consecutivos que finalizan en la fuente del mismo nombre. A espaldas de ésta, después de atravesar un bosquete aparece otra gran fuente: Los Baños de Diana. Las avenidas que parten de ella llevan, por diversos itinerarios jalonados de fuentes interpuestas en sus trayectorias, a acceder a la fuente de Andrómeda que, enfrentada  a la fachada principal del Palacio, aunque ligeramente desplazada de su centro, es el origen de un gran curso de agua que se bifurca en la Media Luna. Uno de sus brazos descienda hacia el palacio por la Ría y rodea la terraza inferior con una fuente que se llama de la Selva. El otro brazo, cegado, comprende una línea de seis fuentes escalonadas que reciben el nombre dela Carrera de Caballos, desplazada hacia un lado del eje central ocupado por la gran Cascada que arranca en la parte superior en la fuente de las Tres Gracias, rematada por el exquisito Cenador de Mármoles, y muere en la de Anfititre (Anfiteatro) que se remata con un bello parterre antes de llegar al edificio.

Hacia 1985 el Departamento de Parques, Jardines y Montes del Patrimonio Nacional inició una serie de trabajos de restauración encaminados a devolver estos jardines su antiguo esplendor y que han permitido, entre otros, recuperar el perdido laberinto.

 

 

Adaptado del texto original de Carmen Añón Feliú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *