Mimosa

Acacia dealbata
English: Silver Wattle
Familia: Fabaceae
Aspectos identificativos:

Ramillas angulosas, pubescentes. Hojas bipinnadas con el raquis anguloso y tomentoso, con una glándula crateriforme en la inserción de cada par de pinnas. Pinnas en número de 8-20, cada una de ellas con 25-40 pares de folíolos linear-oblongos, con el haz glabro y el envés tomentoso. Miden 2-5 mm de longitud. Flores dispuestas en largos racimos ramificados en los extremos de las ramillas. Capítulos globosos de 5-6 mm de diámetro, de color amarillo brillante. Pedúnculos pubescentes. Florece de Enero a Marzo. Legumbre de 5-9 cm de longitud, recta o ligeramente curvada, con los bordes algo constreñidos entre las semillas, que se disponen en el fruto longitudinalmente.

No confundir con: Acacia de Constantinopla
Puede verse en : Quinta de los Molinos | UCM | Jardines del Campo del Moro | Retiro | Dehesa de la Villa | Real Jardín Botánico de Madrid | Arbolado urbano de Murcia |
Variabilidad estacional:
EspecieEFMAMJJASOND
Acacia dealbata (hojas)EFMAMJJASOND (0):12>12 EFMAMJJASOND
Acacia dealbata (flor)AM (3):2>5 EFMAMJJASOND
Acacia dealbata (fruto)JJAS (5):4>9 EFMAMJJASOND

Acacia dealbata

Curiosidades:

Plantados en parques, calles, paseos, aunque el uso más extendido es la jardinería, por el color de sus flores y el número de ellas, ofreciendo conjuntos de gran belleza. Se cultiva como fijador de terrenos y por la goma que se obtiene de su tronco de alto contenido en taninos.
Se obtienen productos químicos, forraje, usos domésticos, manejo ambiental, fibra, alimentos, bebidas, y madera.

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, ha sido catalogada en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Hojas de Mimosa en el Campo del Moro. En esta foto puede apreciarse como los foliolos se pliegan respecto al raquis para protegerse contra la desecación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *