Hiedra. Garcilaso de La Vega

Garcilaso de La Vega

HIEDRA

Nemoroso

Corrientes aguas, puras, cristalina;

árboles que os estáis mirando en ellas;

verde prado de fresca sombra llleno;

aves que aquí sembráis vuestras querellas;

yedra que por los árboles caminas

torciendo el paso por su verde seno:

yo me vi tan ajeno

del grave mal que siento

que de puro contento

con vuestra soledad me recreaba,

donde con dulce sueño reposaba,

o con el pensamiento discurría

por donde no hallaba

sino memorias llenas de alegría.

Garcilaso de la Vega. Égloga I

Garcilaso de La Vega

Déjanos tu comentario

No compartiremos ni almacenaremos esta cuenta de correo

Nota: Para evitar spam y ataques es necesario que una vez rellenado el formulario y hecho click en 'Enviar comentario' verifiques el email que te enviaremos a la dirección indicada. Haz click en el enlace que te enviaremos para que podamos leer tu mensaje y ponernos en contacto contigo.

Este sitio web usa cookies, si permaneces aquí aceptas su uso.

Puedes leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de privacidad.