Visitarb Madrid

Actividades ya realizadas

Botánica y psicología positiva. El efecto Biofilia


Esta actividad se realizó el 02-11-2017

Los paseos botánicos de Visitarb, un antídoto para el estrés y la ansiedad.  

El efecto biofilia

Por Antonio Matamala, psicólogo.

Conferencia gratuita. 25 de noviembre de 2017

Nota: Necesario confirmar por teléfono:

Palabras clave: Psicología cognitiva y conductual, ansiedad y estrés, bienestar emocional, dendroterapia, biofilia, respiración profunda, relajación, desarrollo personal, mindfulness y optimismo inteligente.

La presente intervención se inscribe dentro del círculo de conferencias que anunciábamos y cuyo objetivo, como todas las iniciativas de Visitarb Madrid, no es otro que divulgar el conocimiento de los  parques y zonas verdes de Madrid y facilitar el máximo aprendizaje sobre los  árboles,  de manera que reconociéndolos, individualizándolos y poniéndoles nombre  incrementemos nuestro respeto hacia ellos.

Estamos viendo también que, tal como aseguran  investigaciones científicas muy recientes,  las plantas son seres sociales, que  no actúan como un sólo organismo individual, sino que se desarrollan en comunidad, formando una compleja red de interrelaciones. Las plantas actúan más como una colonia de abejas o de hormigas, en lo que se viene denominando 'emergencia' y todos hemos quedado fascinados al descubrir  cómo funciona esta red de redes, la Wood Wide Web, tanto en los bosques naturales como en las plantaciones creadas por nuestra civilización. 

A lo largo de las distintas visitas, hemos podido conocer  la forma de comunicación (emisión y descifrado de información, en este caso química) que utilizan las plantas  entre sí y nos hemos sentido sorprendidos por cómo se prestan ayuda unas a otras, por ejemplo  avisándose de peligros o depredadores, de su  colaboración con otras especies para obtener un beneficio común, del intrincado entramado de servicios recibido de los  hongos, de la forma tan personalizada como crecen, protegen  y cuidan a sus” hijos”, curan sus enfermedades e incluso la pasión con la que luchan por obtener el mejor suelo y las mejores condiciones de  sol y luz.

Sin embargo, puede que hayamos prestado poca  atención a  una interesante consecuencia que nuestros paseos  botánicos está teniendo sobre todos nosotros.  Me refiero a cómo, poco a poco,  aún sin darnos cuenta, esa sorprendente comunicación química que hemos descubierto, no solo existe entre los seres vegetales de un hábitat,  sino también de ellos con nosotros y de nosotros con ellos.

Es posible que muchos de nosotros ya hayamos echado mano de un fuerte y caluroso abrazo a un árbol, un medio gestual, no solo químico, de comunicación muy eficaz para expresar cariño, conmocionados por su  robusto porte, su frondosa copa y la densa sombra y frescor con la que nos obsequia.

O que nos hayamos  hecho fotos con el cedro gigante  del parque del oeste,  con el viejo castaño del Tiemblo… o con el Ginkgo del  jardín de la Fuente del Berro… Pero  estoy  casi seguro  de que todavía pocos de nosotros  hemos valorado suficientemente  el efecto tan beneficioso que estas “duchas  de verde,  floresta y relación”  que “tomamos” en los parques está teniendo sobre nuestra salud física y mental.

Por eso  me ha parecido interesante que nos detengamos en analizar cómo  los árboles y plantas que estamos conociendo se relacionan con nosotros y cómo, al igual que hacen con ellos mismos, influyen en nuestro bienestar físico y psicológico ayudándonos a reducir el estrés y la ansiedad

Antonio Matamala es psicólogo. Participa y colabora activamente en las actividades de Visitarb Madrid

Nota sobre la conferencia: Al final de la charla, se establecerá un coloquio en el que los organizadores plantearemos una serie de enclaves concretos de los jardines y parques de Madrid en los que a nuestro jucio reúnen condiciones perfectas para poner en práctica lo planteado en la conferencia.


Déjanos tu comentario

No compartiremos ni almacenaremos esta cuenta de correo